Campaña de ayuda a los asentamientos durante el confinamiento

 

Desde el decreto de Estado de Alarma motivado por la pandemia del Corvid-19 que ha provocado el confinamiento de la población, el sindicato comprobó con preocupación cómo muchos trabajadores del campo quedaban confinados en los asentamientos chabolistas, sin agua ni luz ni los saneamientos básicos, en donde comenzaban a escasear todo tipo de suministros, desde alimentos a productos de aseo. Y las instituciones, a pesar de las diferentes denuncias que han surgido tanto en la prensa nacional e internacional, no parecían prestarle la menor preocupación. Es más, la ayuda que finalmente aprobó la Junta para Almería de 704.147 euros para asentamientos chabolistas de Níjar, 53.519 para Vicar, 158.508 para El Ejido, 56.093 para la Mojonera y 124.353 para Roquetas de Mar,  hasta esta fecha no se ha puesto en marcha un plan de ayuda efectiva.
Es por ello que el pasado 18 de marzo se realizó la primera entrega de alimentos básicos, con la aportación de 300 e de Interbrigadas y recursos propios, en el asentamiento Don Domingo de Atochares-Níjar.

 

En esta labor hemos contado con la colaboración inestimable de la cooperativa de información al consumidor británica  Ethical Consumer – entidad sin sin ánimo de lucro fundada en 1989 y que tiene su sede en Manchester – Que a principios de mayo y ante el empeoramiento de las circunstancias provocado por el estado de alarma lanzó una campaña denunciando que muchos de los trabajadores inmigrantes viven «hacinados» sin poder seguir los protocolos de salud de la pandemia y a menudo «sin acceso a agua corriente, saneamiento básico o alimentos». Se trata de una organización que lleva décadas informando a los consumidores de los abusos laborales y sociales hacia los jornaleros y que ahora ha puesto el foco en las condiciones en las que viven en fincas de Almería y Huelva en plena pandemia. A esta denuncia se unen a las que en Europa han hecho recientemente el relator de Naciones Unidas en su visita a los asentamientos de Lepe, el diario Le Monde y la agencia de noticias BBC sobre las condiciones laborales en el campo español en un reportaje titulado: «Si no quieres trabajar como esclavo, estás fuera».
Ante esta situación Ethical ha lanzado un Crowdfunding en Reino Unido para apoyar a los trabajadores migrantes «que suministran la fruta y verdura que consume su país» a través de nuestro sindicato. Este dinero se destina integramente, siguiendo las indicaciones de la entidad a la que se aportan las facturas correspondientes, a establecer acometidas de agua y electricidad en asentamientos chabolistas, entregar alimentos básicos de primera necesidad ( aceite, leche, agua, legumbres, pasta, huevos… ) y artículos de higiene personal ( jabón, champú, pasta de dientes … ) así como mascarillas, gel desinfectante, guantes … Intentando que el mayor número de productos provengan de cooperativas y de la economía solidaria. En esta tarea el SAT en los asentamientos de Huelva estamos colaborando codo a codo con el Colectivo de Trabajadores Africamos. Y en Almería con colectivos por la regularización y de los propios asentamientos.
En total se la entidad ha recaudado 24.902 Libras británicas, es decir 27.693 euros, de los cuales hay que sustraer el 10% que la entidad dedica a su revista. Dividiéndose el resto del dinero en partes iguales: 45% para Almeria y 45% para Huelva.
Las primera entrega se volvió a realizar en Atochares el pasado 7 de mayo gracias a la transferencia de 3000 libras para Almeria y 3000 libras para Huelva que hizo la entidad. En este sentamiento además de repartir productos de primera necesidad, se estableció una nueva boca de agua de riego ( no potable ).
Este 4 de junio, hemos vuelto ha hacer un nuevo reparto en el asentamiento de La Paula ( Walili ) en el que se repartieron 400 lotes. Y posteriormente se están realizando otros en puntos dispersos pero de graves carencias. Todo un trabajo que ha contado con la labor solidaria de muchos jóvenes que residen en los asentamiento. Una labor que acabará la próxima semana con las últimas entregas, y si se recaudan nuevos fondos, podrían utlizarse en la instalación de algunas farolas de placa solar. Pero que continuará con movilizaciones de los vecinos contra la exclusión institucional y para que se invierta ese dinero en derechos tan básico como, agua potable, luz, puntos de recogida de basuras o sanitarios. Además de convocar una primera manifestación el próximo 21 de junio.